Sociedades comerciales en Uruguay

La sociedades comerciales en Uruguay son varias y todas cuentan con sus propias características. Repasaremos a continuación esas principales características y como se conforma una sociedad comercial en el Uruguay.

sociedades comerciales

La constitución de una sociedad comercial, implica que dos o más personas decidan poner un capital en común para realizar una actividad determinada y dividir las ganancias y las pérdidas, protegiendo en lo posible su patrimonio personal según el tipo de sociedad que escojan. Se opta por una actividad compartida, en lugar de actuar comercialmente en forma individual con los riesgos que eso implica.

Una forma muy utilizada en la práctica es la conocida “sociedad de hecho”, es decir aquel acuerdo que no está reflejado en un contrato escrito ni cumple las formalidades de otras sociedades, pero que es también una sociedad. En este caso, los socios tienen una gran responsabilidad y pueden ver comprometidos sus patrimonios personales por las deudas de la sociedad de hecho.

Los tipos de sociedades que contempla la legislación uruguaya son:
Sociedades Colectivas, Sociedades en Comandita Simple, Sociedades en Comandita por Acciones, Sociedades de Capital e Industria, Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.), Sociedades Anónimas (S.A.).

Las Sociedades de Responsabilidad Limitada (las famosas y conocidas SRL), en las cuales los socios que forman parte de ella ven su responsabilidad limitada a la participación que poseen, es decir, no tienen comprometido su patrimonio personal.

Por su parte, las Sociedades Anónimas (las conocidas S.A), son Sociedades por lo general más grandes en todos los aspectos, y en las cuales los socios tienen una responsabilidad ilimitada, es decir que su patrimonio personal se ve comprometido por el accionamiento y la vida de la sociedad.

Pero ojo, existen otros tipos de sociedades, como las sociedades en comandita, las sociedades irregulares y las sociedades de hecho. Todas las sociedades comerciales se encuentran reguladas en el Uruguay por la Ley 16.060, la cual dispone cómo se rigen las mismas, como se constituyen las mismas, como se disuelven, etc.

Siempre es bueno recordar y destacar que para abrir o constituir una empresa aquí en el Uruguay le piden o le requieren en la mayoría de los casos que actué un escribano publico autorizando la apertura.

La labor del profesional es autorizar una Escritura Pública de constitución de la sociedad, de acuerdo a las normas jurídicas vigentes. Asimismo, se encargará de inscribir dicho documento en el Registro de Personas Jurídicas.